contador de visitas
plenty of fishplentyofish

Ya tenemos foro!

Ya tenemos foro!
Pinchad en la imagen para entrar

Nuevo blog

Nuevo blog
Click para verla

5. 36 Sangre... peligrosa

domingo, 12 de julio de 2009

 

3. 36 Sangre... peligrosa

No podía soportarlo…

La sangre de mi padre se esparcía por el asfalto mientras se asestaban un golpe detrás de otro. ¿Por qué? ¿Por que estaban luchando así? ¡No podía entender nada! Las últimas palabras de Kahiel retumbaron en mi mente, mientras esta se veía inundada de cientos de preguntas.
…“tan solo mira…la función esta por comenzar”… ¿Ella lo estaba manipulando? ¡A caso era ella! Con la mirada incrédula busque su siniestra silueta contorneada por la tenue luz de una farola lejana. Podía ven a través de sus rizos. Dos esmeraldas brillaban terroríficamente en la sombra. Sentí como su mandíbula presionaba violentamente sus dientes produciendo un sonido rechinante y muy molesto. Estaba demasiado ocupada “divirtiéndose” con la escena como para prestarme atención en ese momento. Nunca la había visto tan concentrada. Una ligera brisa jugueteo con algunos de los mechones de su melena. Ella… ¡lo estaba haciendo! ¡Era ella! ¡Jake seria incapaz de decir… aquello!

Un profundo aullido me saco de mis pensamientos. ¡Jake! ¡Papa… basta! ¡Le haces daño! Grite en mi mente. Jake se encontraba contra el suelo mientras los colmillos de mi padre se acercaban ferozmente a su cuello. ¡Basta! ¡Ya basta! Me torturaba pensar que la vida de uno de los dos podía terminar allí mismo. Delante mía. Y yo… no había echo nada para evitarlo. De repente mi padre se detuvo… ¿Qué estaba pasando? ¿Papa? ¿Por qué se había detenido? ¡A caso se había dado cuenta del engaño! ¡Quizás pueda contener a Jake de control de Kahiel!
Tan pronto como esas estupidas ideas saltaron a mi mente… el cuerpo de Jake aprovechó aquel “momento de debilidad” de mi padre y se abalanzó sobre el. ¿Por qué? ¿Por qué estaba pasando todo esto? ¿Cómo habíamos llegado hasta allí? ¿Por qué? ¡Por que! ¡Por que nos estaba pasando esto a nosotros! ¡No tenemos derecho a ser una familia feliz! ¡No recordaba ni un solo momento tranquilo! Todo… todo lo que nos había pasado hasta ahora… por mucho que lo pensase siempre llegaba ala misma conclusión… una y otra vez. Es culpa mía. Una lagrima se deslizo lentamente por mi mejilla.

Ya había llegado el momento de entrar en acción. Mi espera… había acabado. Cuando los colmillos de Jake a penas rozaban la pálida piel de mi padre… sentí la necesidad de obedecer de una vez… a mi corazón. Al fin… comprendí que para salvar lo que mas quería en este mundo… antes debería arriesgar… mi propia vida en el intento. Y para poder salvar a mi familia… solo había una forma de acabar con su sufrimiento. Kahiel.

Mi cuerpo empezó a trasformarse. No sabía como iba a acabar todo aquello… pero la verdad es que… llevaba demasiado tiempo esperando este momento. La histeria emanaba por cada poro de mi piel. La sangre que recorría mis venas empezó a hervir dentro de mí. Sentía como si una bestia estuviese a punto de salir de mi cuerpo. Quería que saliese de una vez. Que respirase este maldito aire, aunque no volviese a ser la misma… aunque muriese en el intento. Debía hacerlo. Era mi deber.

Por última vez observe aquella escena que sucedía lentamente… ante mí. Ya había decidido cual iba a ser mi papel en aquella historia… en aquel final. La arruga que produjo mi sonrisa mientras pensaba hizo que aquella única lágrima juguetease por mi cara haciéndome cosquillas. Vamos Reenesme…
Por ultimo baje la cabeza. Estaba avergonzada… ¿Por qué me llevo tanto tiempo? Aquella mentira se había convertido en una coraza muy pesada… mi mentira… debía ser… subsanada. Esa triste lágrima se deslizo por mi cara… y se precipito sobre un charco que había a mis pies. Mis ojos… ahora de un verde tan intenso que rozaba la perfección suplicaron… venganza.

Mi cuerpo se movió solo. Ni siquiera recuerdo como llegue a su espalda. Mis pies a penas se habían movido… sin embargo ya no me encontraba en una esquina parada. Sino que me encontraba a un suspiro de mi… objetivo.

-Ni siquiera me has oído llegar…”hermanita” –le susurre lentamente.

-¡Que demonios pa…

Parece que interrumpí su concentración… los golpes y gemidos de la lucha cesaron en ese preciso momento.

-Perdóname por tardar tanto- dije casi en un murmullo –yo aliviare tu pena… -suspire y
mis brazos la envolvieron en una abrazo letal inmovilizándole el cuerpo.

-No seas ingenua hermanita… ¡Yo te cree! ¿Crees que vas a poder conmigo? ¡Ilusa! ¡No sabes con quien te estas metiendo! ¡Pensé que estabas de mi lado! ¡Maldita desagradecida!

-Cállate… tu voz me da dolor de cabeza.

-¡Te matare a ti la primera! –grito mientras un alo de fuego se encendía sobre nuestras cabezas- ¡Mi poder es ilimitado! ¡Morirás aquí mismo! ¡Y ellos irán detrás!

-¡Nessie! ¡Suéltala! ¡Morirás! ¡Por favor!

-¡Nessie cariño por favor! ¡No nos hagas esto!

No pude identificar las voces de cada uno. En ese momento mi cuerpo… estaba separado de mi mente. Al fin me había convertido en lo que tanto había temido… y esta vez no iba a detenerme. Tenia que saciar mi sed…

El forcejeo y los gritos pararon. Todo se silencio durante ese momento en el que ella entro en mi mente. Ante mis ojos una niña apareció. Su ropa rasgada y manchada de sangre… su cuerpo demacrado y maltratado… su pelo lleno de enredos y sangre seca… abrazaba tímidamente un conejito de peluche sobre su pecho. Nunca podre olvidar aquella mirada. Con las lagrimas retenidas en los ojos suplicándome perdón. Esos ojos verdes que tantas veces me habían aterrorizado… ahora tan solo eran el reflejo de su alma.

-¡Hazlo… por favor… bebe mi sangre…!

Mi cuerpo actuó solo. Sin pensarlo dos veces… atravesé ferozmente aquella blanquecina piel. La sangre broto de inmediato. Su sangre me salpico por completo. Como un animal salvaje bebí aquel rojizo y escurridizo río que manaba sin cesar. Su cuerpo comenzó a debilitarse lentamente mientras succionaba toda la sangre que podía. Podía notarlo. Nunca me había sentido así mientras me alimentaba. Esa sangre era especial… su sabor era inigualable… podía paladear las cientos de víctimas que habían pasado por sus fauces. Las vidas que había quitado… el poder que había obtenido… pero sobre todo podía saborear su amarga infancia…

-Tu sabes que ahora… nunca podrás librarte de mi… ahora…soy parte de ti… -mascullo mientras escupía su propia sangre – ahora nunca escaparas…

Una de mis manos se deslizo lentamente hasta sentenciar aquel acto. De un golpe seco…atravesé su pequeño pecho. El silencio fue mi respuesta. Deje caer aquel cuerpo ahora inerte. Parecía tan vulnerable ahora…

Seque la sangre que aun goteaba en mi barbilla con la muñeca. Mis ojos se inundaron y el llanto incontrolado acudió junto con mi desesperación. Deje que mis rodillas cargasen con todo el peso de mi cuerpo. Con las manos ensangrentadas tape mi cara horrorizada por lo que había echo. ¡Estaba muerta! ¡La había matado! ¡Ella me lo había pedido! ¡No pude parar! ¡Me estaba controlando!

Antes de que mis rodillas tocasen el suelo sentí unos brazos que me estrecharon fuertemente.

-Al fin… mi Nessie…

O_o_kristy_o_O

2 comentarios:

aniis dijo...

Ohhhhh! perfectOO krisstyy!!^^ pObre nessie..=( esperO Q kaiel no le aga mas dañO d lO Q ya hexO pobreciita ...aOra la tiene en su interiOr...=(
buuenOO estO ya llega el finaly meda mucha penaa....=(( espero Q sigais escribiendO despues del final de esta historia muchos besos aniita!^^

Anónimo dijo...

Wow Kris la historia continua poniendose muy buena =P eso ke ayer decias que no estabas inspirada para escribir. =D no tarden mucho por favor en publicar la secuela=P



Saludos desde MEXICO =D