contador de visitas
plenty of fishplentyofish

Ya tenemos foro!

Ya tenemos foro!
Pinchad en la imagen para entrar

Nuevo blog

Nuevo blog
Click para verla

4. 29 Celos

miércoles, 18 de marzo de 2009

 

4. 29 Celos

¿Leah? ¡Pero que hacia ella aquí! La verdad que solo recordaba de ella esa belleza exótica que tanto me impresiono hace unos años, cuando la vi con Jake hablando sobre cosas de la manada.
Nunca me había fijado mucho en ella. La verdad que odiaba a los vampiros tanto como Jake antes… o incluso más. No paraba cerca de la casa más de el tiempo necesario para decirle a Jake las novedades de la manada o si algo ocurría. Y casi siempre eso pasaba fuera de los límites de las tierras de los Cullen. Parecía molestarle la relación que mantenía con nosotros, pero también parecía comprender nuestra…”imprimación”… o eso pensaba yo. Me parecía demasiado raro que apareciese así sin más…

Aun podía masticar las palabras que había pronunciado Leah tan solo unas horas atrás… “Ah, no olvídate de eso, no pienso volver tan pronto… me pienso tomar unas vacaciones… además hace tiempo que no estoy a solas contigo, Jake… ” ¡Ah! ¡Como osa decirle semejantes…! ¡Estaba coqueteando con el! ¡Y lleva su camiseta! Bueno sinceramente no se que es peor, si que lleve puesta la camiseta de Jake… o que fuese desnuda sentada en el asiento trasero entre Jake y Emmet.
¡Ah! Prácticamente no la conocía y todo lo que sabia y había visto de ella… ya me hacia odiarla. ¡Maldita zorra…digo loba rastrera! ¡Aléjate de mi Jake!

Justo en ese momento mis ojos desobedecieron a mi mente y miraron por el espejo retrovisor. Parecía una estampa navideña. Emmet apoyado contra la ventanilla observaba el exterior, Jake mientras tanto se había quedado prácticamente dormido. Estaba tan mono así. Deseaba abrazarle mientras se quedaba rendido entre mis brazos. Pero entonces fue cuando vi unos colmillos que relucían victoriosos. Leah se había dado cuenta de les estaba observando y apoyo con mucho cuidado la cabeza de Jake sobre su hombro. Este ni se entero. Apreté  mis dientes y estos rechinaron lentamente.

-Cariño deberías dormir tú también un poco antes de llegar al hotel, esta un poco lejos – dijo mi padre dulcemente mientras m apoyaba una mano por la rodilla.

-No tengo sueño –mentí, pero no podía dejar que esa… loba intentase algo mas con mi…

-Tranquila se perfectamente que esta pasando en este coche –rió mi padre- descansa mi vida.

Aquello me tranquilizo y deje que mis parpados cayesen y me precipitase la oscuridad
de un sueño reparador. Mientras dormía, nunca sabré si lo que escuche formo parte de mi imaginación o si realmente fue una conversación real en aquel maserati. Pero recuerdo que la voz de mi padre se elevo un tono por encima de lo normal y amenazo a alguien. 
Cuando desperté ya habíamos llegado al hotel. Iba en los brazos de Jake.

-¡Jake! –grite sorprendída- ¡Bajame! ¡No soy una niña pequeña!

-No voy a bajarte, así que deja de patalear –me contesto completamente serio.

-Estas… ¿enfadado? –pregunte algo avergonzada por mi estupido comportamiento. Me había llevado cientos de miles de veces en brazos, pero no entendía por que esta vez… me avergonzaba.

-No estoy enfadado –respondió pero su rostro no mostró nada.

Compartíamos habitación con Alice, Jasper y Leah. Maravilloso. Por lo menos Alice intentaría prevenir futuras disputas entre nosotros y sino ahí estaría Jasper para calmarnos. Perfecto. 
Me soltó encima de la cama, bueno mas k soltarme me tiro prácticamente. Estábamos solos.

-Ahh, ¡Jake! ¡pero que te pasa! ¡Eso duele! –dije mientras m frotaba la cabeza.

Su mirada me dejo helada. Petrifico cada músculo de mi cuerpo. Se acerco lentamente a mí y se sentó a mi lado. Me miraba de forma violenta. Ansiosa. Me sentía igual que un cervatillo antes de ser cazado. Pero no evite su mirada, la mantuve hasta que se abalanzo sobre mi. Estaba fuera de si. Me besaba hasta el límite que mis pulmones aguantaban, entonces tenía que escapar de sus labios para poder tomar una bocanada de aire. Mientras el depositaba sus labios hambrientos de mas en mi cuello.
Me paso la mano por debajo de la cintura y atrajo mi cuerpo hacia el. ¿Qué le estaba pasando? 

-Ja…Jake –intente decirle algo.

Pero no fue suficiente para llamar su atención. Me silencio con otro largo y apasionado beso. Sus manos empezaron a corretear por mi ropa aun llena de sangre de aquel oso. Mi corazón me iba a dejar prácticamente sorda. Bombeaba tan rápido que ni pude escuchar cuando Leah interrumpió en la habitación.

-Vaya… interrumpo algo –rió victoriosa.

Jake paro. Y me sentí aliviada. Estaba muy asustada por lo que acababa de pasar allí. Me levante de la cama y fui directa al baño. Necesitaba aclarar mis ideas y lavar toda aquella sangre reseca. Escuche como Leah y Jake discutían. Pero no pude prestarles atención. 

-Deja de hacerte la tonta Leah, se perfectamente por que estas aquí…

O_o_kristy_o_O

0 comentarios: